Ayuno de Daniel

EL AYUNO DE 21 DÍAS

En el Ministerio cristiano Fundamento para la Familia solicitamos a todos los pastores y ministerios que están bajo nuestra cobertura dar al Señor una primicia los primeros días del año, esta primicia consiste en  ayunar los primeros 21 días del año. El ayuno comenzará a partir del  2 de Enero 2019.

Le animamos a promover este ayuno entre los suyos. Cuando inicien el ayuno sean claros con sus objetivos. Escriban y oren proféticamente sobre ellos. La oración les ayudará a enfocarse en porqué están ayunando y dirigirá su atención a lo que precisan cambiar para llevarles a un estado de mayor profundidad espiritual. Cada pastor, Servidor, líder y miembro de la Fundamento para la Familia escribirá propósitos y metas claras para este año 2019  haciendo oraciones constantes sobre las mismas durante los primeros 21 días del año.

El propósito general es:

  • Crecimiento espiritual personal, familiar, ministerial,    y
  • Crecimiento en mayores áreas de influencia de la congregación en la región donde están viviendo.

Cada pastor hará sus propósitos personales.

Pastores Héctor y Ada Salinas
Directores de Fundamento para la Familia 

La historia detrás de este ayuno

El ayuno de Daniel es un ayuno parcial. Este ayuno de 21 días está basado en los hechos de Daniel capítulo 10.
En el capítulo 10 vemos que Daniel esta ayunando, buscando revelación de Dios sobre unas visiones que había tenido. De acuerdo a los versos 2 y 3, Daniel dice que no comió manjar delicado, ni carne ni vino, ni se ungió con perfume. Durante tres semanas el resistió las cosas que eran agradables a su cuerpo. Al terminar estos 21 días de ayuno, un ángel llegó para contestar la petición que Daniel tenia antes Dios.

¿Quien puede hacer este ayuno?

La persona que quiera crecer espiritualmente y buscar acercarse más a Dios debe de ayunar con frecuencia. Este ayuno de 21 días, hecho estrictamente o en moderación, puede ser practicado por cualquier persona. En este tiempo “derrocamos al rey estómago” y le enseñamos quien manda.

Durante el ayuno

Todo ayuno consiste en sacrificar algo físico en cambio de algo espiritual. Es ayuno, NO dieta. Es sumamente importante que el ayuno tenga un propósito, sea tan general como agradar a Dios o una petición más especifica como el crecimiento espiritual. Aparta tiempo cada día para leer la Biblia, meditar en ella y orar constantemente.

Las reglas

  • Todas las carnes, mariscos incluidos, y todo alimento derivado de un animal debe ser eliminado. Esto significa que no comerás huevos o productos lácteos de cualquier tipo, tales como la leche, el queso, la mantequilla, la manteca y así sucesivamente.
  • Eliminar todo alimento que sea muy procesado o alto en grasa y optar por las opciones orgánicas o integrales cuando se pueda. Bajo esta regla quedan eliminados los dulces, azúcar, comidas fritas con grasa de cerdo (usar aceite de oliva si es posible), el pan blanco, las galletas, mermeladas y todo otro tipo de alimento similar que tengan conservantes.
  • Beber solo agua. Esto es porque muchos jugos tienen una cantidad alta de azúcar e ingredientes artificiales. Seria mejor comer la naranja en substitución de tomarse un vaso de jugo de naranja o prepararse el jugo para asegurarse de que sea totalmente natural. El alcohol y el café están excluidos. ¿Por qué? Porque el Ayuno de Daniel se opondrá a la “carne” mientras cambiamos nuestra dieta para alcanzar ganancia espiritual. Algunos dice “no puedo vivir sin café”, pues este es el momento de demostrar que “sí se puede”.  Una de las grandes  recompensas de este ayuno -además de lo espiritual-   es aprender como practicar el auto-control,  dominando sus propios deseos destronando al «rey estómago» que siempre nos da ordenes.

Lista de comida

La siguiente lista de comidas para el ayuno de Daniel sirve como guía de lo que se esta permitido comer. No es una lista completa. Si deseas comer algo que no esta listado, recuerda las reglas detalladas arriba.

  • Todo tipo de frutas: Manzanas, naranjas, uvas, melones, fresas, arándanos, cerezas, limones, carambola, guayaba, durazno, sandía, frambuesas, piña, ciruelas, pasas, kiwi, pomelo, higos, mangos, etc.
  • Todo tipo de vegetales y víveres: Tomates, espárragos, remolacha, brócoli, coles de Bruselas, repollo, zanahorias, coliflor, apio, chile pimiento, hojas de col, maíz, pepino, berenjena, el ajo, el jengibre, la col rizada, lechugas, setas, hojas de mostaza, cebolla , perejil, papas, plátanos, yuca, las espinacas, calabazas, batatas, aguacate, etc.
  • Todo tipo de legumbres: Habas, frijoles, guisantes, gandules, lentejas, etc.
  • Todo frutos secos y semillas: Maní, incluyendo la mantequilla de maní, semillas de girasol, anacardos, cacahuetes, sésamo, almendras, avellanas, pistachos, etc.
  • Granos enteros: Trigo integral, arroz integral, mijo, quínoa, avena, cebada, granos, pasta de trigo integral, tortillas de trigo integral, galletas de arroz y palomitas de maíz.
  • Para cocinar continúe usando los aceites (aceite de oliva es mejor), el vinagre, la sal y otras hierbas y especies a su gusto.
  • Evitar todo alimento ‘animal’ o que sale de ‘animal’. Evitar todo alimento que esté procesado.

Advertencias y sugerencias

Este ayuno es bastante exigente y es importante que las personas que sufren de alguna enfermedad o tienen una condición médica, consulten a su doctor antes de empezar este ayuno. Recomiendo que lleven una copia de este articulo a una consulta con su médico y que juntos adapten la lista. No usen el ayuno para evitar tratamiento médico si lo necesita.

Si el ayuno de Daniel se va hacer en familia, adapta la lista para los menores. Ellos pueden eliminar los jugos y los dulces, por ejemplo, y así participar de esta experiencia con sus padres.

ayuno-2017c

Siete consejos durante el ayuno de Daniel

Prepárate a través de la oración

Cualquiera sea la versión del ayuno que escojas, sé claro con tus objetivos. Escríbelos y declara proféticamente sobre lo escrito. La oración te ayudará a enfocarte en porqué estás ayunando y dirigirá tu atención a lo que precisas cambiar para llevarte a un estado más profundamente espiritual.

Prepara tu despensa

La tentación puede ser imposible de evitar, pero es mucho más fácil evadirla cuando no te está mirando desde los estantes de tu despensa. Quita los alimentos procesados, los panes con levadura, los refrescos y las carnes enlatadas de tu alacena. Almacena la carne que no quieres eliminar en el fondo de tu freezer o congelador, fuera de la vista.

Consulta a tu médico

El ayuno de Daniel es un camino a la salud espiritual. No debería impactar negativamente en tu bienestar físico de ninguna manera. Si sufres de condiciones médicas como la diabetes, la enfermedad de riñón o estás embarazada o amamantando, consulta, tanto con tu médico como con tu líder o guía espiritual. El ayuno de Daniel te permite claramente realizar alteraciones para alcanzar tus necesidades nutricionales y de salud.

Planifica tus comidas

Planifica tus comidas con anticipación. Haz una lista de compras y síguelas al pie de la letra. Mantener una despensa limpia te ayudará a mantener el ayuno. Planificar tus ingestas te permitirá disponer de una variedad de opciones para disfrutar.

Planifica tus refrigerios

Aunque no sea estricto, la dieta de Daniel sigue siendo un ayuno y la ingesta de alimentos excesivo debería ser evitada. Los refrigerios deben ser modestos y consistir de frutas y vegetales.

Bebe agua

La hidratación es esencial en cualquier dieta. Cuando tomas parte de un ayuno parcial, el agua es un factor crítico. La deshidratación frecuentemente se presenta en forma de hambre. Esto toma sentido, dado que muchos alimentos, especialmente las frutas y vegetales, están compuestos en su mayoría de agua. Bebe al menos 1,82 litros de agua diariamente.

Ayuno en la comunidad

Tener apoyo hace más fácil conseguir los objetivos. Los viajes espirituales son frecuentemente realizados en comunidad. Los primero días del ayuno de Daniel fueron en compañía de otros tres israelitas. Otro beneficio de ayunar con otros es un gran sentido de responsabilidad. Si sientes que los otros dependen de ti o te toman como ejemplo, es más probable que continúes en tu camino.

Escucha a tu cuerpo

Recuerda que el ayuno de Daniel no debería causar ningún daño físico. Si te estás sintiendo mareado o débil, consulta con tu médico. Es probable que experimentes cambios, especialmente si estás acostumbrado a una dieta que incluye cafeína o grandes cantidades de carbohidratos refinados. Llevar un diario de comida te ayudará a identificar los efectos físicos, e incluso a asociarlos con ciertas comidas.

Cómo experimentar y mantener un avivamiento personal

  1. Pida al Espíritu Santo que le revele cualquier pecado inconfeso en su vida.
  2. Busque ser perdonado de todos aquéllos a quienes ha ofendido y perdone a todos los que le han herido. Haga restitución según Dios le dirija.
  3. Examine sus motivos en toda palabra y obra. Pida al Señor que examine y limpie su corazón cada día.
  4. Pida al Espíritu Santo que guarde su caminar para evitar la complacencia y la mediocridad.
  5. Alabe y dé gracias a Dios continuamente en todo, todos los días sin importar sus circunstancias.
  6. Niéguese a obedecer su naturaleza carnal (mundana), Gálatas 5:16,17.
  7. Entregue su vida a Cristo Jesús como Señor y Salvador. Desarrolle una total dependencia en El, con completa sumisión y humildad.
  8. Estudie los atributos de Dios.
  9. Tenga hambre y sed de justicia (San Mateo 5:6).
  10. Ame a Dios con todo su corazón, alma y mente (San Mateo 22:37).
  11. Aprópiese de la plenitud y el control del Espíritu Santo continuamente y por fe en base a la orden de Dios (Efesios 5:18) y Su promesa (I Juan 5:14,15).
  12. Lea, estudie, medite y memorice diaria-mente la Palabra de Dios, que es santa, inspirada y sin error (Colosenses 3:16).
  13. Ore sin cesar (I Tesalonicenses 5:17).
  14. Ayune y haga oración por un período de 24 horas cada semana. En oración, considere interceder por las naciones y etnias no alcanzadas por el evangelio.
  15. Trate de testificar de Cristo diariamente, como un hábito permanente en su vida.
  16. Decídase a vivir una vida santa, de obediencia y fe.
  17. Empiece o únase a un estudio bíblico de casasdepaz o en su iglesia que enfatice una vida santa de avivamiento.

Pastor HECTOR RUBEN SALINAS AYALA
hectorsali@yahoo.es

21 comentarios en “Ayuno de Daniel

  1. Estamos listos para comenzar el ayuno de 21 dias. Este año estableceremos el reino de Dios en las familias y en su nombre haremos proezas. Nuestro Dios es sobrenatural.

    1. Amén yo inicie el ayuno me cuesta orar tengo 62 años trabajo domestico escucho adoración al Señor y predicas de intersesion .un dia no tenia q comer y un pedacito de gallina con arroz y pan pedi perdseñor y copedipercontinuee mi ayuno!! Me siento bendecida!!

      1. Dios te bendiga… Debes someter tu carne aunque NO quiera..la palabra declara que la carne NuNcA quiere más el EsPiRiTu siempre está dispuesto, deja de pelear en tus fuerzas ..y así permitirá que Dios fluya en tu vida.

  2. Listos!!! Dios nos ha sorprendido desde que nos determinamos a comenzar los primeros 21 días del año orando y ayunando. Ya llevamos 3 años reañizandolo y hemos sido fortalecidos por el Señor y hemos visto cumplirse sus propósitos. Estamos a punto de comenzar… y como siempre estamos expectantes y entusiasmados.

  3. Estamos empezando el ayuno con varias personas ahora en la Cuaresma, pido oración, ya lo hemos hecho otros ańos y ha sido de mucha Bendición.

  4. Buen dia! Bendiciones! Es necesio abdtenerse de actividades sexuaales y o de que horas a que horas es necesario los ayunos de Daniel?

    1. Hermana Carmen:
      Intimidad con el conyugue NO es necesario interrumpir.
      En cuanto a la hora del ayuno; Durante los 21 días las 24 horas, solo frutas y verduras.
      Bendiciones

  5. Mañana comienzo el ayuno .
    Cada año en el mes de enero , y todo el año me siento feliz porque sé que Dios está conmigo .
    Amen , Amen

  6. Puedo dar fe. Que he realizado los 21 días. Con la ayuda del Señor he soportado los dolores inmensos de cabeza y mareos. Muchos ofrecimientos para romper el ayuno, ni tortas ni carnés me han apartado de realizarlo. El Señor es mi testigo, mi ayudador y mi Libertador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *